martes, 27 de junio de 2017

La sombra de la muerte - Antonio Lagares

Imagen: Amazon.
Edición: 1ª ed.
Publicación: autopublicado, 2016
Descripción física: 257 p.
CDU: 821.134.2-31"20"
Signatura: N LAG som
Precio: 2,99 euros en Amazon.








VERÁS LOS ESPEJOS CON OTRA MIRADA...

Va a hacer ya casi cuatro años desde que tuve ocasión de leer La rastreadora, de Antonio Lagares, cuya reseña podéis leer aquí; y hace algo más de uno que Antonio se puso en contacto conmigo para ofrecerme un cheque de regalo en Amazon, si es que me interesaba leer esta novela suya que por aquel entonces era nueva pero ya no lo es tanto; y es que con mi lista interminable de lecturas pendientes, esto suele ser siempre así... Pero por fin pude ponerme con ella, con muchísimo retraso para variar.

Ya cuando leí La rastreadora me quedó claro que Antonio es un maestro a la hora de manejar las emociones humanas, especialmente el miedo; y después de haber leído La sombra de la muerte, no tengo más remedio que corroborarlo de nuevo. Se nota que ha estudiado Psicología, desde luego. En este caso, la historia que nos narra el autor está encuadrada por él mismo en un género que él llama psicoterror que, al contrario que el terror psicológico (que manipula la ficción y la transforma en realidad, e incluso llega a alterar las emociones de la persona que lee, ya que indaga en sus peores miedos y los saca a la superficie), lo que provoca es que los personajes se adueñen de tu mente. Así que si sois de los que tenéis una gran imaginación, os aseguro que os meteréis en la historia desde el minuto uno.

Se nos cuenta la historia de una pareja que, después de meses buscando la casa de sus sueños, consiguen encontrarla en una zona de lo más tranquila, un lugar casi idílico. Cuando el encargado de la inmobiliaria les está enseñando un trastero común en el que los vecinos guardan lo que no necesitan, ella se encuentra con un libro y, ni corta ni perezosa, decide guardárselo en el bolso para poder leerlo más adelante. Ya en el prólogo del libro nos avisan de que nos atengamos a las consecuencias si continuamos leyéndolo... Que es precisamente lo que hace la protagonista, no escuchar estas advertencias y sumergirse en su lectura. A través de ella iremos viendo que se trata de un libro que incluye varios relatos, todos ellos introducidos por otra persona que no es el autor del manuscrito sino alguien que ha ido dejando comentarios a modo de prólogo para cada uno de los relatos. E iremos alternando la lectura de los mismos con los cambios que se suceden en la vida de la pareja; lo original de esta historia es que dan bastante repelús tanto los propios relatos como lo que les va ocurriendo a los dos protagonistas a consecuencia de su lectura. Y, como siempre, Antonio Lagares maneja con mucho tino tanto las situaciones como las emociones, así que si somos de los que pegamos algún que otro bote mientras vemos una película de suspense, con este libro los botes también están asegurados.

Por ejemplo, en todas las novelas y películas de terror los espejos dan un juego increíble, igual que las muñecas o las mecedoras, por ejemplo; pero en este caso el autor lo consigue tan bien que es casi seguro que en más de un momento te sorprenderás a ti mismo dándote un pequeño susto cuando pases delante de uno; o cuando pases a oscuras junto a una habitación que tenga la puerta abierta, que es algo que aquí también se explota bastante; o incluso cuando veas esa colección de muñecas de porcelana que tiene en su casa algún conocido tuyo. Si además eres de los que se dedica a leer por la noche, antes de irse a dormir, seguro que te alcanzará el sueño pensando en todo lo que acabas de vivir a través de estas letras. Y a pesar de que el autor nos avisará repetidas veces de lo peligroso que puede resultar leer este manuscrito, nosotros, como la protagonista, no podremos evitar sentir mayor curiosidad si cabe por adentrarnos en la lectura y por conocer la identidad de la señora de pelo blanco que aparecerá de vez en cuando.

Puede que no seáis seguidores del género de terror, ni os guste eso de pasaros toda una lectura de sobresalto en sobresalto; si es así yo os aconsejaría, como hace el comentarista de los relatos, que no os acercárais a este libro. Si por el contrario disfrutáis con estos sustillos, seguramente la novela os gustará porque Lagares consigue que en muchos momentos sintamos esa especie de desazón que nos hará dudar de si seguir leyendo o no. Y si además somos de los que tenemos una imaginación desbordante, o de los que nos metemos en la historia hasta el punto de aislarnos totalmente de lo que ocurre a nuestro alrededor, este libro desde luego es para nosotros; aunque nos adviertan repetidas veces de las consecuencias...

Sea cual sea vuestro caso, yo espero que al menos la disfrutéis; y que pase después lo que tenga que pasar.

8 comentarios:

  1. También la disfruté, aunque a veces mirando hacia los lados... Por si acaso...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. La verdad es que sí da un poco de miedo...

      Eliminar
  3. Está claro que este libro no es para mí, que soy bastante asustadiza, y no me gusta irme a la cama, ni a ningún sitio, con esa sensación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces descartado, que no es plan de pasar mal rato.

      Eliminar
  4. Muchas gracias Esperanza, se trata de una gran reseña y te lo agradezco en el alma. Nunca es tarde, y siempre viene bien que te alegren el día ¿no? Te repito las gracias y ahora la voy a compartir con tu permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Antonio, por haber pasado a comentar. Por supuesto, puedes compartir la reseña; y me alegro de haberte alegrado (valga la redundancia) el día. Un abrazo.

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. :-)